Superar los “por qué nos”

En el 2001, estaba insatisfecho con las ofertas que ofrecía el mercado para afrontar una situación de dependencia en mi familia. Especialmente en lo que hace referencia a las emociones, tanto a las mías como a las de toda la familia.

LAS PARADOJAS

Además, tampoco podía encajar la paradoja de que la mayoría de las ofertas residenciales para mayores ellos no las desean, ni yo tampoco, puesto que suelen ser exclusivas y por tanto excluyentes.

Fue a partir de ahí que empecé a estudiar, a pensar que es lo que querría para mi familia, a empatizar con los mayores para poder crear un nuevo “concepto” que superara todos “los por qué nos”.

A partir de ahí pues, el proyecto empezó a superar esos “por qué nos”, esas cosas que a veces las empresas del sector incluso se atribuyen pero que en realidad no pueden ofrecer:

Por ejemplo…..“un lugar para sentirse como en casa”, hombre, imposible cuando no se trata de tu casa,

o, “con todos los servicios para que no les falte de nada”, cuando en realidad muchos de los mayores lo que quieren es poder continuar manteniendo determinadas capacidades.

o, simplemente se les ofrecería un “centro para mayores” cuando de hecho generalmente todos queremos permanecer en nuestras casas a no ser que sea por fuerza mayor.

LO DESEABLE

Bien, entonces traté todos esos “por qué nos” sin límites para que pudieran recoger todo lo deseable. Oye,

• ¿Por qué no poder Vivir en un piso convencional …pero en el que tengan ya establecidas las soluciones si aparecen determinadas necesidades? Pues para que no tengas que ir a vivir fuera de tu entorno social, por ejemplo.
O,
• ¿Por qué no disponer de servicios !pero que estos sean opcionales! , que no tengan que ser un “todo incluido”? incluso, pues que no tengan que ser únicamente de atención a la persona, que puedan ser diversos.
O también,
• ¿Por qué no disponer de un centro de atención social o socio-sanitaria cercano, en el que te permitan tener preferencia de uso?
Y también,
• ¿Por qué no disponer de una vivienda convencional con todos esos valores añadidos sin que tengan que salir a un valor mucho más elevado de precio?

Pues bien, partiendo entonces de la “deconstrucción” de los servicios que hasta en ese momento había en el sector, es donde descubrí que en realidad los mayores no quieren nada distinto de lo que queremos el resto de la sociedad.

LA PROPUESTA INTEGRADORA

Entonces propongo viviendas “normales” aptas para todas las edades, que se pueden comprar-vender-alquilar-heredar, con el añadido de que disponen de una unidad de servicios a medida para dependientes, en que las familias propietarias o que residen en el inmueble tienen derecho preferencial de uso.

Esta pequeña unidad de servicios INDEPENDIENTE puede estar cercana, anexada, en el mismo inmueble en lo que serían los locales comerciales del mismo, pero siempre su acceso tiene que ser independiente del resto del inmueble; precisamente para poder prestar esos servicios hacia el exterior además de en el inmueble si hace falta.

También dependiendo de cada caso los servicios que se puedan cubrir pueden ser distintos: desde disponer de plazas de centro de día, de residencia de larga estancia, por supuesto desde allí prestar los servicios de atención a domicilio que pueden ser tanto de atención personal como generales, como hemos comentado anteriormente.

Resumiendo, lo que propongo es vivir en una casa normal, pero en la que estás prevenido ante cualquier circunstancia que te pudiera surgir y en la que además puedes disponer de servicios.

Esto que conceptualmente puede parecer tan simple puede reportarnos una gran calidad de vida a nosotros y a nuestras familias, puesto que puede minimizar aspectos emocionales muy importantes.

De todas formas no es fácil llevarlo a cabo sino queremos que el precio no supere al precio de los pisos convencionales de mercado pese a disponer de estos importantes valores añadidos.

SUMARSE ES IMPRESCINDIBLE PARA LOGRALO

Es preciso pues aglutinar demanda de todos aquellos que estemos interesados en un concepto residencial como el del Modelo iBayé.

MUCHAS GRACIAS

Déjanos tu opinión

Vivir Mejor